Cine Debate Julio- “El Profesor Lazhar”

En nuestro último encuentro de Cine Debate proyectamos “Monsieur Lazhar” (Profesor Lazhar – 2011). La película tiene como protagonista a Bachir Lazhar, un humilde maestro de primaria de origen argelino, que es contratado por un colegio de Montreal para sustituir a una profesora que se ha suicidado ahorcándose dentro del aula. En la escuela, entra en contacto con un grupo de niños que están muy afectados por el trágico suceso. Lazhar entiende bien el duelo de los pequeños porque también ha sufrido una gran pérdida: él es un refugiado político que, tras el asesinato de su familia, decide huir hasta Canadá para evitar represalias.

El duelo es la reacción normal que todos los seres humanos manifestamos después de la muerte de un ser querido. Éste supone un proceso más o menos largo de adaptación a una nueva situación ante la que reaccionamos de distintas formas. La intensidad y duración del duelo depende de muchos factores: tipo de muerte (esperada o repentina, apacible o violenta), de la intensidad de la unión con el fallecido, de las características de la relación con la persona perdida (dependencia, conflictos, ambivalencia) y de la edad. Todos estos factores se ven claramente reflejados en la película y los observamos en las reacciones de los distintos protagonistas. La duración del duelo por la muerte depende de los factores anteriormente mencionados. De alguna manera habremos completado un duelo cuando seamos capaces de recordar al fallecido sin sentir dolor, cuando hayamos aprendido a vivir sin él o ella y podemos invertir de nuevo toda nuestra energía en nuestra vida.

Como vemos en el film, cada cual necesitará su tiempo para paliar su duelo. Integrar el duelo es todo un proceso que tiene como intención reconocer el dolor que nos produce la pérdida. Aceptar que nos duele, aceptar las ausencias, aceptar que ha muerto, manifestar el dolor e iniciar el camino de regreso a la realidad y a nuestro propio orden de las cosas. En la cinta vemos cómo las autoridades escolares prefieren evadir el tema sin entender que, probablemente, los niños necesitan sacar toda esa angustia y afrontarla con normalidad. La sobreprotección a la que los somete la escuela no es la mejor forma de actuar en una situación como esa. Es bueno recordar lo vivido con esa persona, recordarla dentro de nuestra existencia tal como fue mientras vivía, aceptando que ha muerto. Nos queda el tenerlo presente, en nuestro corazón, no lo que fue, sino lo que nos hizo ser (hijo, hermano, padre, esposo, amigo). Ante un trauma como el del suicidio, lo más adecuado es tratarlo y volver a la normalidad. Los niños, a pesar de su ingenuidad, son capaces de entender determinadas cosas. Explicarlas y tratarlas es la mejor manera de respetarlos y ayudarlos. De alguna manera eso es lo que quiere hacer Lazhar con su clase.

Según la mayoría de expertos, a la hora de afrontar el duelo se pasa por cinco fases. Estas fases las vemos más o menos representadas a lo largo de la película en distintos personajes:

  • Negación y aislamiento: La negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante, permite recobrarse. Es una defensa provisional y pronto será sustituida por una aceptación parcial. Simón vemos claramente como pasa por esta fase.
  • Ira: La negación es sustituida por la rabia y el resentimiento, surgen todos los porqués. Es una fase difícil de afrontar para los padres y educadores; esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, tal como vemos en los casos de Simón y Alice. En esta fase es normal responder con culpa o vergüenza. La familia y quienes los rodean no deben tomar esta ira como algo personal para no reaccionar en consecuencia con más ira, lo que fomentará la conducta hostil del doliente. Eso es exactamente lo que sucede con Simón. Se le sanciona y nadie se molesta en entenderle.
  • Pacto o negociación: Ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia. Alice hace eso a través de su texto para poder sobrellevar su tristeza.
  • Depresión: Al final la persona se debilita y se ve invadida por una profunda tristeza. Es un estado, en general, temporal y es, a menudo, una expresión de las propias necesidades. Lo ideal es que puedan expresar su dolor, ya que así será más fácil la aceptación final. Eso es precisamente lo que intenta hacer el profesor con sus alumnos, aunque, paradójicamente, él esté viviendo su propia fase de duelo personal. Es una etapa en la que se necesita mucha comunicación verbal, se tiene mucho para compartir.
  • Aceptación: Quien ha pasado por las etapas anteriores en las que pudo expresar sus sentimientos contemplará su futuro con más tranquilidad. Es cuando se ha superado el duelo.

Al finalizar la película, los niños -cada uno a su manera- y con la ayuda de su flamante profesor logran superar la muerte de su maestra. Por su parte, Bachir consigue ser considerado refugiado político por el gobierno canadiense, aunque ello le cuesta su trabajo en la escuela. La calidad de refugiado le permite un nuevo comienzo, pero también implica para Lazhar y sus alumnos otra vez atravesar un cambio doloroso en sus vidas, un nuevo “duelo” por superar.

Para concluir, este hermoso pero duro largometraje nos demuestra como todo el tiempo estamos pasando por cambios en nuestras vidas, por “duelos”. Todo cambio involucra una pérdida, a veces para obtener una ganancia mayor y otras veces es sólo eso, pérdida. En la Resiliencia y sus pilares podemos encontrar una útil herramienta para sobrellevar los duelos que debemos afrontar. Ser resilientes, fuertes a pesar de las adversidades como el profesor Lazhar y sus estudiantes, nos permitirá ver el lado positivo de esos cambios (el vaso medio lleno) o simplemente aceptarlos para poder seguir adelante. Hemos de saber que no existen recetas mágicas y que no es una tarea sencilla, pero no es imposible si realmente se desea alcanzar o al menos aproximarnos a eso tan preciado que llamamos felicidad.

 

 

Anuncios

Acerca de fundacioncirro

Somos una Asociación Civil sin fines de lucro, que nació del encuentro de varios profesionales, que desde nuestras especialidades, pudimos encontrar aristas comunes para pensar en el hombre y la mujer en sus diferentes etapas de la vida, tratando de rescatar dentro de ellos los aspectos que los hacen fuertes y creativos frente a la adversidad, que al superarse se constituyen en modelos de una reacción humana superadora. Creamos un ámbito donde se pueda crecer en los campos científico, social, espiritual, individual y grupal. Definimos una línea temática: todos los aspectos y campos donde el concepto de resiliencia tiene líneas de acción y estrategias que orienten y cohesionen nuestras investigaciones y nuestros servicios ofrecidos a la comunidad. Ciudad de Rosario, Santa Fe Argentina. info@cirro.com.ar
Esta entrada fue publicada en Cine Debate y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s